Este sábado nos enfrentamos en casa a CHV Arganzuela, un equipo no muy complicado pero con mucha ilusión y ganas.

Tuvimos un buen comienzo llevándonos el partido a nuestro terreno en un 25-19, y supimos hacernos con el dominio en todo momento puesto que conseguimos también el segundo set con un merecido  25-14. En el último set presentábamos muchos altibajos llevando a cabo numerosos errores de los que finalmente pudimos controlar al conseguir llevarnos el partido con un tenso 25-22.

Así que a seguir trabajando y corrigiendo errores. ¡A por la próxima victoria!