Este fin de semana las infantiles sabían que tenían por delante un sábado de mucho voley a primera hora contra el equipo de Alcalá en casa y después contra Newman fuera.
 
El primer partido contra Alcalá B, fue muy complicado porque la actitud de nuestras jugadoras no era bueno para querer ganar el partido, tenían demasiados errores no forzados que hacían que el equipo de Alcalá estuviera siempre peleando y con posibilidades de llevarse el set. Esa igualdad de juego permaneció todo el partido, quedando el resultado en 3-2 para las infantiles fuenlabreñas. ¡Uf por los pelos!
 
Nada mas terminar ese partido nos fuimos corriendo a casa de Newman a jugar el partido aplazado de la semana pasada, un partido que sabíamos que era fácil porque nos enfrentábamos al ultimo de la tabla, pero nuestras infantiles seguían con la actitud y esfuerzo en los puntos bastante baja, que con un toque de atención por fin salieron al campo para hacer lo mínimo y llevarse el partido por 0-3.
 
Esperemos que este sábado solo haya sido un simple lapsus de nuestro equipo infantil y esta semana entrenen a tope, porque están en la recta final de la liga y no se nos puede escapar nuestro objetivo: jugar la fase de ascenso. 
 
¡¡Nos la merecemos pero tenemos que pelear hasta el final!!
Y esta es la otra parte del equipo , la afición incondicional de padres y madres de las infantiles.