Las infantiles vuelven a ganar, esta vez en casa de Rivas por 1-3.

A pesar de enfrentarse a un gran equipo, el juego de nuestras chicas funcionaba muy bien, estaban concentradas y decididas a ganar el partido.
Un despiste al final del tercer set nos hizo ir al cuarto, que empezaba con gran ventaja de las nuestras pero a medida que pasaba el set el marcador se iba igualando y apurando en los últimos puntos, terminando en 23-25 a nuestro favor.

Mucho que trabajar y sobretodo ser capaces de mantener la tensión de juego hasta el final del partido.

Pero estas niñas son la caña, seguimos sumando victorias juntas.

El siguiente partido es el 5 de noviembre en Manzanares. ¡Animo chicas!