Este sábado nuestras cadetes se desplazaban a la localidad de Rivas. Un partido que se presentaba difícil para las nuestras ya que nos faltaban las dos colocadoras. Ruth Alvarez desempeño esa función a la perfección, consiguiendo la victoria del primer set. En el segundo set, las nuestras muy metidas en el partido, no dejaban escapar ninguna acción de punto, pero tras una protesta de nuestra entrenadora sobre un cuatro TOQUES CLARISIMO, los colegiados Berta y Sergio Gomez, decidieron que Fuenlabrada no podia ganar el partido, pitando así totalmente en contra todas las acciones de juego que incluso fueron protestadas desde la grada local. Balones fuera clarisimos, balones tocados en techo inexistentes…  En vez de ser un partido de 2ª división cadete, parecía que estábamos jugando en Superliga. Las nuestras fruto de la presión de los árbitros sobre todas las acciones, no dieron mas de si y al final cayeron por un 1-3.

Dicen que un partido no se pierde por los árbitros, pero en este caso las nuestras las nuestras si perdieron.

A pesar del resultado, nos sentimos muy orgullosos del buen juego realizado.